La piel nunca duerme

La piel nunca duerme

¿Sabías que nuestra piel se regenera mientras dormimos? Diversos estudios científicos revelan que entre las 11 de la noche y las 4 de la mañana nuestro flujo sanguíneo cutáneo aumenta de manera natural; por tanto, favorece la recuperación celular.

Cuando estamos relajados nuestra piel absorbe mucho mejor los tratamientos de belleza. Por la noche la piel se recupera de las agresiones del día, de los radicales libres del sol, la contaminación y el estrés, entre otros factores. De ahí la importancia de no olvidarnos usar cosméticos nocturnos para lograr que, a la mañana siguiente, nuestra piel luzca más luminosa y brillante.

 DIFERENCIAS ENTRE CREMAS DE DÍA Y DE NOCHE

Cuando estamos estresados y pasamos horas sin dormir se ven rápidamente los signos del cansancio en nuestra piel, con marcadas líneas de expresión, deshidratación, gestos desencajados, tensiones musculares, cutis gris, ojeras y falta de vitalidad. Es por eso que las cremas de noche están formuladas para actuar durante las horas del descanso.

Mientras las cremas de día son hidratantes, los tratamientos nocturnos suelen tener compuestos reparadores, nutritivos, reafirmantes, antioxidantes, regeneradores y antiarrugas, que necesitan más tiempo para surtir efecto.

Los cosméticos nocturnos poseen activos que se liberan muy lentamente, lo que les permite actuar a profundidad. Una de sus principales funciones es la nutrición. Gracias a ellos la piel recibe sustancias de las que a veces carece, como vitaminas y antioxidantes, indispensables para su tersura y suavidad.

¿CÓMO DEBE SER UN PROTOCOLO NOCTURNO?

El primer paso en el tratamiento de belleza nocturno es higienizar correctamente la piel. Para ello, se aplican geles, leche o cremas limpiadoras que garanticen la eliminación completa de todos los restos de maquillaje y suciedad.

Una vez limpia, ya podemos aplicar la crema que se adapte a nuestras necesidades. La recomendación de nuestros expertos es la crema de noche número 89 de MARIA GALLAND   

Este cosmético se absorbe con rapidez y se caracteriza por su contenido en microesferas de algas que proporcionan a la piel sustancias activas hidratantes de gran eficacia. Además, te ayudará a prevenir el envejecimiento cutáneo y a corregir los signos de la edad. Esparce la crema por el rostro y el cuello y masajea ligeramente con la yema de los dedos.

¿Te ha resultado interesante este post? Déjanos tus comentarios e impresiones

Publicado en 10/07/2018 Home, Belleza, Cosmética, Actualidad 0 86

Dejar un comentario

Debe iniciar con la sesión iniciada para poner un comentario.

Archivos del blog

Categorías del blog

Últimos comentarios

Sin comentarios
Ant.
Sig.