Olos, mi nueva apuesta

Olos, mi nueva apuesta

Investigaciones recientes señalan que las mujeres buscan cada vez más productos que sean naturales, sin parabenos ni parafinas y a un precio justo. Por eso, y ante la demanda de nuestras clientas, hace pocos días decidimos comenzar a trabajar en el centro con Olos. Se trata de una firma italiana que nos ha enamorado porque se ha convertido en uno de los referentes de la cosmética natural en España.

Dentro de poco tendremos todos los productos en nuestra tienda online pero mientras tanto, os queríamos hablar de su último tratamiento facial hidro-refrescante.

¿En qué consiste?

Se trata de un tratamiento profesional que se realiza en cabina y que aporta a la piel niveles superiores de hidratación. Con él conseguimos proteger la piel del rostro de la sequedad y la deshidratación, los principales responsables de las arrugas y de los signos de expresión.

Paso a paso

El tratamiento lo forman tres productos que después seguirás aplicándote en casa:

1. Limpiaremos el rostro con el Gel de agua micelar. Es desmaquillante, limpiador y tónico, todo en un único gesto. Aporta un frescor inmediato y sus ingredientes naturales reactivan la hidratación cutánea.

2. Aplicaremos un fluido facial hidro-refrescante para reactivar el agua de la piel a través de un masaje. También es perfecto para las pieles masculinas y se puede usar en cualquier momento que necesites un extra de hidratación

3. Finalizaremos con una crema facial intensa súper hidratante. Tiene propiedades nutritivas cuya fórmula está testada para reequilibrar las pieles secas.

 

Su principal ventaja es que es apto para TODO TIPO DE PIELES, INCLUÍDAS LAS MASCULINAS. ¿Te animas a sentir un extra de hidratación este verano? Pídenos cita y sé la primera en probarlo ;)

 

Publicado en 28/06/2018 Home, Tratamientos, Belleza, Cosmética, Actualidad 0 89

Dejar un comentario

Debe iniciar con la sesión iniciada para poner un comentario.

Archivos del blog

Categorías del blog

Últimos comentarios

Sin comentarios
Ant.
Sig.